Hoy toca un post un poco distinto. Aunque suelo poneros muchos de mis momentos #running. Reconozco que con el calor me está costando más seguir la rutina. O salgo muy pronto o por la tarde- noche soy incapaz de salir. El calor y el sol pueden conmigo. Así que como no me cuesta demasiado madrugar, salgo al punto de la mañana (literalmente) Y tengo mi ratito #running. Para mí es el mejor momento, todavía hace fresquito, poca gente por las calles, solo algún que otro #runner y yo, música y a darle a la zapatilla.

Y lo cierto es que no me falta motivación, porque ya tengo fecha para mi próximo reto #runner, y es la 10K de bomberos el 7 de septiembre . Además esta vez tengo la suerte de que correré acompañada: Edu correrá conmigo, así que tengo hasta liebre ;). La verdad es que ya tengo en mente el tiempo que me gustaría superar, pero ya veremos, porque por esas fechas todavía estaremos con bastante calor, y como os he dicho no lo llevo demasiado bien, así que a ver qué pasa. Venga, lo diré, aunque que esté por escrito ya parece que me compromete más. El tiempo es 55 minutos. Ya veremos en qué queda, pero de momento eso es lo que tengo en mente.

¿Y después? Pues después ¡otro! Ya me está rondando una media maratón, pero bueno… con tiempo, de momento que pase el verano y a ver como lo acabamos.

 

Este fue el único día que salí más tarde de las 9, y ya hacía un calor…. y un solazo….

Esta es otra de mis últimas aficiones, tortitas de avena para desayunar, están riquísimas con fruta. La receta es de aquí. Yo sigo a María en instagram y me alucina la fuerza de voluntad que tiene. Esta receta es muy rica. Aunque yo la cambio un poco, leche de avena en lugar de queso, sin stevia, ni canela.

Y vosotras, ¿ya os habéis enganchado al #running?

¡A seguir sumando kilómetros!