Buenos días!

Hace tiempo que no actualizo el blog. Pero no quiero dejar pasar esta oportunidad.

Ya sabéis que llevo tiempo preparando mi primera media maratón. Sí, soy una más a las que nos ha dado por el running. Lo cierto, es que además de que fisícamente me encuentro mucho mejor que hace poco más de un año, sobre todo me sirve para desconectar y tener ese ratito para mí.

El año pasado cuando empecé no aguantaba más de unos pocos minutos. Y quién me iba a decir, que un año y pico después correría una media maratón.

Han sido muchos días de entrenamientos, de tiradas largas, series… Y sobre todo, tengo que decir que ha sido posible gracias a Edu. A esos ratos (a veces largos) que se quedaba con los peques. Si no todo esto hubiera sido misión imposible. Ha merecido la pena en todo. Siempre se dice que solo estar en la linea de salida ya es todo un logro, ya que la preparación ha sido larga y llegar al día para hacerlo lo mejor posible es todo un reto.

Bueno, pues allí estaba yo, con bastantes nervios y las pulsaciones revolucionadas. Eran dos vueltas, la primera me encontré de lujo, hacía fresquito, iba a un ritmo suave y cómodo y la gente animaba un montón!! lo cual se agradece en el alma, porque te sacan una sonrisa a cada kilómetro y hace que ni te enteres de los kilómetros.

Y como tampoco os quiero aburrir con estas historias. Os cuento que lo mejor de la carrera fue el par de veces que me cruzaba con Edu, Carlota y Álvaro. La llegada a meta increíble, de repente parece que puedes correr 20 km más, pero no, otra vez será 😉

Así, por lo visto, es como me veía Carlota

Y no os olvidéis que estamos con el 20% de descuento en toda la colección aquí!! no dejéis pasar esta oportunidad, el calor ha llegado para quedarse!!